Las feministas de Madrid han utilizado el edificio de una de las instituciones planteadas para luchar contra el machismo, el Instituto de las Mujeres, para reivindicar la agenda feminista que el Ministerio de Igualdad parece no conocer.

El Movimiento Feminista de Madrid, del que la Asamblea Abolicionista de Madrid forma parte, se ha concentrado en la mañana del 3 de marzo de 2021 frente al Ministerio de Consumo para exigir el cierre de las webs de pornografía y mostrar a la sociedad que el porno es violencia sexual, y que las mujeres presentes en esta industria han sufrido explotación, lo que ha llevado a algunas al suicidio.

El Movimiento Feminista de Madrid, en el que participan numerosos grupos y asociaciones feministas de la ciudad entre los que se encuentra la Asamblea Abolicionista de Madrid, vuelve otro 8M a denunciar la violencia machista y las desigualdades que sufrimos las mujeres en la sociedad patriarcal. El Movimiento Feminista de Madrid ha elaborado para este 8 de marzo de 2021 un manifiesto en el que se recogen las violencias y desigualdades y las exigencias del feminismo para ponerles fin.

Desde la Asamblea Abolicionista de Madrid hemos escrito al Observatorio de la Imagen de las Mujeres del Instituto de las Mujeres y a la Delegación del Gobierno contra la Violencia de Género para denunciar un comercial de la empresa Wallapop en el que se reproduce un discurso sexista y machista que refuerza los roles sexuales que las feministas buscamos erradicar, pues el feminismo es abolicionista de género.

VIDEOS: Disponibles en nuestro canal de Youtube los videos de la primera parte de la jornada organizada por la Asamblea Abolicionista de Madrid el 6 de marzo de 2020 en la Universidad Autónoma de Madrid dentro del ciclo «Nosotras, Las Mujeres» que no pudo desarrollarse como estaba previsto debido a la pandemia del COVID-19

Cuando pensamos en “El Machista”, es difícil que no pensemos en un señor que humilla explícitamente a mujeres, cuenta chistes sobre que deben estar en la cocina, vota a la ultraderecha y dice que con Franco esto no pasaba. Así que muchos hombres, al no ser así, se creen feministas. Son muy diferentes a esos tipos rancios machistas: escuchan indie, toman café en bares modernos de Malasaña, van al orgullo y visten con colores como el turquesa o el rosa, ¡hasta algunos llevan moño! No pegan a sus parejas y hasta las “ayudan” en casa. Lo que pasa es que a veces la palabra feminista les parece igual de mala que la de machista y prefieren llamarse igualitarios.

«¿Por qué se están evitando las palabras Mujer y Madre en contextos en los que se habla de la biología de las mujeres? ¿Cuáles son las consecuencias de esto?» (Maya Forstater). Este texto fue originalmente publicado por Maya Forstater el 28 de octubre de 2020 en su blog personal de Medium (ver aquí). Forstater fue despedida en Inglaterra de su puesto de trabajo como investigadora del Centro Para el Desarrollo Global por afirmar que un hombre no es una mujer y que el sexo existe y no se puede cambiar (en concreto por referirse a esta persona en masculino). El juez dio la razón a su empresa y consideró sus comentarios «ofensivos» por no respetar el «género/sexo sentido» de cada individuo. Desde entonces Maya ha luchado activamente por destapar la misoginia y la irrealidad del transactivismo.

La fuerza que necesita el feminismo está en mujeres como Keira Bell, que se enfrenta cara a cara a la versión del patriarcado más sibilina y perfeccionada, que ha conseguido que el escarnio y la violencia hacia las feministas se justifiquen hasta por quien dice ser feminista. Bell no ha huido de lo que el patriarcado le hizo ni de lo que le quiere hacer a todas las mujeres y niñas, y nosotras tampoco lo haremos.

Como parte de ls constante lucha por erradicar toda clase de violencia contra las mujeres, y con motivo de este 25N de 2020, varios grupos de feministas radicales han trabajado durante estos meses para elaborar 25 videos que expusieran y explicaran 25 de esas violencias machistas.

La Asamblea Abolicionista de Madrid ha participado otra año más en las acciones organizadas en la capital con motivo del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, que se conmemora anualmente cada 25 de noviembre, fecha en la que fueron asesinadas las hermanas Mirabal en la República Dominicana.